Cómo eliminar los problemas de extracción de humos

Publicado por Etienne Blouin en 15/10/2018 11:02:00 AM
Encuéntrame en:

Lo sabemos, no todos aman las antorchas de extracción. Por una u otra razón, independientemente de si usted es soldador, ingeniero en soldadura o un director de proyecto, los problemas y quejas provenientes de las pistolas de humo son los mismos.

Nosotros estamos aquí para decirle que sí, las pistolas de humos han tenido problemas y algunas los siguen teniendo. Pero quizá el problema no radica en la pistola que está usando, sino en el fabricante. O bien,  las ideas anticuadas de las pistolas de humo –aquellas que eran ciertas hace diez años- le tienen clavado con las antorchas de extracción de humos.

Vamos a enfocarnos en estos principales problemas de las pistolas de extracción de humo sobre los cuales siempre escuchará y démosles una respuesta:

1."Es muy pesada."– Este es un problema relacionado con una mala primera impresión y experiencias pasadas. Todos los soldadores –y con justa razón- le dirán a cualquiera que les ponga una pistola pesada que es mucho peso y que no la usarán. Y es válido, especialmente cuando se trata de pistolas de extracción de humo. Algunas llegan a ser extremadamente pesadas.

Pero no todas las pistolas de humo son iguales. Las pistolas de extracción de humo, han recorrido un largo camino desde sus voluminosos y nada cómodos ancestros. Hoy en día, con el creciente enfoque en la ergonomía y haciendo más maleable el cable y la manguera, muchas de las pistolas actuales pesarán igual o menos que las pistolas refrigeradas por aire, y serán más cómodas en la mano.

No lo cree? Tome una pistola de extracción reciente- en especial alguna que esté especializada en su ergonomía y confort- y cójala en una mano mientras que en la otra toma su pistola refrigerada por aire. O mejor aún, sólo pésela en una báscula.  Se sorprenderá  de lo ligeras que son las actuales pistolas de humo en comparación con sus rivales, las pistolas enfriadas por aire. Muchas de las pistolas estándar enfriadas por aire, con capacidad de 400 amperes son más pesadas que una de humo, dependiendo claro, del fabricante.

También asegúrese de revisar las especificaciones de la antorcha en lo que se refiere a confort - cuánta presión del gatillo se necesita para formar el arco, el diámetro del mango, el ángulo de la antorcha, y qué tanto rango de movimiento de cintura tiene el soldador mientras manipula la antorcha. 

2. "No puedo lograr mi soldadura."– La mayoría de las veces las pistolas de extracción de humos son voluminosas en su parte frontal. En un inicio, los fabricantes de antorchas, estaban concentrados en lograr esa tobera de extracción gruesa que permitiera recoger de manera efectiva el humo de soldadura y al mismo tiempo diseñar una boquilla que pudiera adecuarse a la tobera de extracción. El resultado fue que los fabricantes de antorchas crearon partes delanteras tan grandes y voluminosas que los soldadores no podían lograr las juntas de soldadura que necesitaban o peor aún, no podían ver qué estaban soldando. El problema se originó en fabricantes que no usaban boquillas de soldadura de tipo estándar, y los soldadores los odiaban. En la actualidad sigue siendo un problema con algunos fabricantes de pistolas en el mercado.

Afortunadamente, hay fabricantes de pistolas quienes han colocado mejoras a sus pistolas de humo para poder revertir estas comunes quejas de soldadores e ingenieros. Hoy en día, puede encontrar un gran número de pistolas de humo que incluyen toberas roscadas y de tamaño normal. Tienen la misma longitud, diámetro interior y construcción de estilo cónico como otras pistolas no especializadas en MIG.

3. "No recogen humo."– Esto es casi siempre un problema múltiple, pero el problema pega justo en la promesa de lo que se supone una pistola de humo debe proveer. Si la antorcha no recoge el humo ocasionado por la soldadura, entonces cuál es la razón de usarla? Es un problema válido, y que ocurre con los procesos de soldadura, tanto grandes como pequeños.

Casi siempre que esto sucede, se trata de un problema múltiple, y por tanto existen también múltiples maneras para resolverlo. Algunos de los estigmas alrededor de las pistolas de humo que no lo recolectan pueden ser tan simples como que no se está usando una buena antorcha de extracción de humos. Hay muchos caprichos sobre el diseño de las pistolas de humo que pueden  resumirse a: toberas con abertura pequeña, mangueras muy reducidas o bien mangueras pequeñas que complican el flujo del aire, o la tobera de extracción  muy cercana al arco. Todo esto puede afectar la recolección de humos por parte de la pistola, dependiendo de los parámetros y la antorcha en cuestión.

Otra razón por la cual la antorcha no recolecta el humo se refiere a la necesidad de hacer coincidir la fuerza de succión de vacío con el parámetro de soldadura. Es importante asegurar que se está usando un sistema hi-vac y que de los ajustes (pies cúbico por minuto) de la  unidad de recolección coincidan con las especificaciones de la pistola.

Si no es ni la pistola ni el sistema de extracción de humos, también podría ser que la posición del soldador sea incorrecta y tenga que ajustarse. Si su antorcha de extracción de humos no está recogiendo el humo de la manera en que debería hacerlo, observe todas las diferentes variables que podrían estar impidiendo  que la antorcha recoja humo hasta que no quede nada más que apuntar a la pistola.

4. "Porosidad y mala calidad de la soldadura."– La porosidad es generalmente un común problema de calidad, pero puede predominar con las antorchas de extracción de humos. Especialmente con las pistolas antiguas, cuyo diseño no siempre consideró la disipación de gas y cómo las antorchas de extracción de humos afectan el flujo de gas. El problema casi siempre resulta de colocar la tobera de extracción demasiado cercana a la junta que termina succionando el gas de protección. Lo cual provoca un bajo flujo de gas de la tobera a la soldadura que da como resultado la porosidad.

En general, un mejor control del proceso para evitar que se extraiga el gas de protección solucionará los problemas de calidad de la soldadura. Una forma de lidiar con este problema es usando un  medidor portátil de flujo de gas para verificar el flujo de gas mientras el sistema de vacío está encendido y asegurarse que de la tobera proviene el flujo indicado basado en el amperaje, voltaje y proceso de soldadura. Si estás usando una pistola de extracción de humos en la que la tobera de extracción está muy cerca del proceso de soldadura, es un paso muy importante para detenerse a revisar siempre.  

Seguramente hay más dificultades que podría encontrar con las antorchas de extracción de humos. Pero en mi experiencia, los problemas ya mencionados son los más comunes que he tenido. Si se topa con alguno de estos problemas, eche un vistazo a las otras opciones que existen.

 

Temas: extraccion de humos, higiene y seguridad, soldadura